Sedigas y Reforesta plantarán frutales en Asturias

Plantación de frutal130 árboles frutales reforzarán la alimentación del oso y la recuperación de los bosques en Asturias tras los incendios de este octubre gracias a la colaboración de SEDIGAS, la Asociación Española del Gas, con las ONG Reforesta y FAPAS (Fondo Asturiano para la Protección de los Animales Salvajes).

Se plantarán cerezos, serbales, manzanos y perales silvestres, especies productoras de fruto en otoño, una época en la que osos, tejones y otros animales tienen que acumular reservas para pasar el invierno.

Esta labor ayudará a recuperar los bosques de montaña asturianos, muy castigados por incendios forestales como los acecidos este mes de octubre, que han afectado a importantes espacios naturales asturianos en los que habita el oso. Robledales centenarios y arandaneras en los que se reproduce y alimenta esta especie han sido calcinados en los fuegos de mediados de este mes. Por ello es aún más necesario efectuar reforestaciones con árboles productores de frutos de los que se alimentan el plantígrado y otras especies también amenazadas por los incendios. Una vez que los árboles hayan crecido lo suficiente, sus semillas se propagarán, favoreciendo así la recuperación natural de los montes.

Los ciervos son uno de los principales problemas a los que se enfrentan las reforestaciones. Con sus 200 kilos de peso, además de ramonear las hojas, los machos dañan los árboles con los cuernos, y las hembras se suben a dos patas y tumban los árboles para comer las hojas recién salidas en la primavera. Para evitar estos riesgos, los árboles tendrán 3 ó 4 metros de altura y estarán protegidos con una estructura metálica que impedirá que los ciervos y el ganado coman sus brotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *