Por qué y cómo eliminamos ailanto, una especie invasora

Ailanto especie invasora

El ailanto es una especie invasora muy conflictiva. Rebrota de tocón (la parte del tronco de la planta que queda unida a la raíz cuando la cortas por el pie), se dispersa por semillas que, además, son resistentes al fuego y segrega una sustancia que dificulta el crecimiento de otras especies y desplaza la vegetación natural preexistente.

· Cómo plantar un árbol (vídeo con Miguel Ángel Silvestre)

· Pasos para sembrar bellotas con éxito

· Haz tu propio hotel para insectos

Rebrotes de un ailanto a partír de un tocón.

Originario de China, se ha extendido por las zonas no muy frías de la Península. Es fácil encontrarlo en cunetas, escombreras y otras zonas abandonadas y degradadas.

Está incluido en el Catálogo de Especies Invasoras del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y, por ello, es obligación de las administraciones públicas erradicarlo.

Erradicarlo es tan necesario como complicado, ya que persiste a veces incluso después de la tala, quema o tratamiento con herbicidas

El equipo de Reforesta ha trabajado en el apeo de ailanto en cuatro enclaves de la Comunidad de Madrid: Peña Sacra, Hueco del Paredón y El Tranco en Manzanares el Real y la Ermita del Boalo en El Boalo.

El trabajo ha consistido en la retirada de la parte aérea con motosierra o serrucho, llegando a arrancar el ejemplar completo.

Para evitar que vuelva a brotar, entre otros métodos hemos utilizado un hongo saprófito (Trametes versicolor), por su capacidad para descomponer compuestos tóxicos y restaurar el equilibrio ecológico.

Este hongo ayudará a descomponer la madera y evitará que los ejemplares rebroten, sin afectar a ninguna otra especie que se encuentre a su alrededor

Se ha trabajado con tres presentaciones de este hongo: en gel, en torillo e inyectado. Para torillo e inyección hay que hacer orificios en el tocón, introducir el material y posteriormente tapar con arcilla. En el caso del gel únicamente se pincela.

Ailanto especie invasora

Entre el apeo y la inoculación dejamos pasar unas semanas para que descendiera el nivel de humedad a un nivel óptimo, entre 40% y 60%. Medimos la humedad de algunos ejemplares para comprobar que había descendido.

Ahora hay que dejar que la naturaleza siga su curso a ver si el hongo arraiga y debilita a estos ejemplares, para lo que realizaremos revisiones periódicas. 

Creando biomasa

Los residuos resultantes, más de veinte sacas de un metro cúbico, se ha trasladado a un gestor especializado, Biomasa Peninsular, para la obtención de biomasa. El ailanto, por el contenido de sustancias alelopáticas que inhiben el crecimiento de otras especies, no es un residuo adecuado para compostaje ni otras salidas.

Este trabajo no habría sido posible sin la colaboración de esta empresa, así como la del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y del Ayuntamiento de Soto del Real.

Proyecto “Acciones para la mejora de la biodiversidad en la ZEC Cuenca del Río Manzanares y la ZEPA Soto de Viñuelas”, apoyado por la Comunidad de Madrid.

Sin comentarios

Publicar un comentario