Importancia de los bosques

Los bosques equilibran flujos vitales, como los de los nutrientes, el del carbono y el del agua. Mejoran la calidad del aire, absorben CO2, protegen el suelo, proveen productos y alimentos y son el hogar de miles de especies de plantas, hongos y animales que son fuente de principios activos para la elaboración de medicinas. Además, tienen un incalculable valor cultural y espiritual, contribuyendo a la mejora del estado psicológico de quienes los visitan.

Importancia de los bosques

Los bosques equilibran flujos vitales, como los de los nutrientes, el del carbono y el del agua. Mejoran la calidad del aire, absorben CO2, protegen el suelo, proveen productos y alimentos y son el hogar de miles de especies de plantas, hongos y animales que son fuente de principios activos para la elaboración de medicinas. Además, tienen un incalculable valor cultural y espiritual, contribuyendo a la mejora del estado psicológico de quienes los visitan.

Los bosques en el mundo

En términos absolutos, la superficie forestal mundial disminuyó en 178 millones de hectáreas entre 1990 y 2020, lo que equivale aproximadamente a la superficie de Libia.  En los últimos años el ritmo de pérdida se ha ralentizado (1).

Esta pérdida tiene lugar principalmente en países en desarrollo, en particular en el África subsahariana, América Latina y Asia sudoriental. En algunas partes de Asia, América del Norte y Europa, la superficie forestal ha aumentado desde 1990 gracias a programas de forestación en gran escala y la conversión natural de tierras agrícolas poco productivas en bosques.

 (1)Fuente: FAO. 2018. El estado de los bosques del mundo – Las vías forestales hacia el desarrollo sostenible. Roma.

Los bosques en España

Las condiciones naturales de España permitían que entre un 90 y un 95% de su superficie estuviera cubierta de bosque. Pero la acción de nuestros antepasados y, más recientemente, los incendios forestales y la urbanización, han reducido este porcentaje al 33,6(1)

En la actualidad, en muchas zonas de España los árboles recuperan el terreno que antes ocuparon la agricultura y la ganadería, pero sigue habiendo un problema grave de desertificación en otras áreas del país. Además, la reforestación por parte de las administraciones públicas ha caído desde más de 100.000 hectáreas al año a mediados de la década de los 90 a menos de 3.000 en la actualidad.

(1) Fuente: Anuario de Estadística Forestal. Gobierno de España

La salud de los bosques españoles

En España entre un 20 y un 24% de nuestros árboles presentan una pérdida de hojas importante(1) y su salud ha empeorado desde 2006 como consecuencia, fundamentalmente, de las cada vez más frecuentes e intensas sequías y las temperaturas más elevadas. Como muestra, el más de medio millón de encinas y alcornoques que han muerto en la mitad sur peninsular debido al fenómeno conocido como decaimiento o seca. Además, la mayoría de los bosques que nos quedan están empobrecidos: en el 60% de ellos una sola especie ocupa el 70% o más de la superficie (2). Por último, en España arden, de media, unas 100.000 hectáreas de bosque cada año.

(1)Fuente: informes de la Red Europea de Seguimiento de Daños en los Bosques 2017 a 2019. Gobierno de España.

(2)Fuente: Diagnóstico del Sector Forestal Español. Gobierno de España, 2014.

La restauración de los bosques

Necesitamos mas y mejores bosques. La ONU estima que entre 2015 y 2060 la humanidad debe restaurar 450 millones de hectáreas de bosque, una superficie que equivale a nueve veces la de España. (1)

La conservación y recuperación de los bosques es esencial para la supervivencia de cientos de millones de personas cuyas vidas dependen directamente de los productos del bosque.(2)

(1)Fuente: Panorama de los Recursos Globales 2019: Recursos naturales para el futuro que queremos. Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, 2019

(2)Fuente: FAO. 2018. El estado de los bosques del mundo – Las vías forestales hacia el desarrollo sostenible. Roma.

La acción de Reforesta

Para aumentar la supervivencia de nuestros árboles, Reforesta planta pequeños bosques en ubicaciones accesibles. Y no nos limitamos a plantar, sino que también mantenemos y regamos los árboles, los protegemos frente a la sequía y los herbívoros. Además, empleamos siempre especies autóctonas, incluyendo arbustos e incluso flora herbácea. 

Trabajamos con cuatro objetivos:

  • Aumentar el número de árboles y arbustos donde apenas hay.
  • Incrementar la diversidad de los bosques, para que recuperen las especies de árboles y arbustos que debería haber.
  • Transformar las vías pecuarias en corredores ecológicos mediante la reforestación de sus lindes.
  • Crear pequeños bosques de ribera en torno a las charcas para anfibios que construimos o ayudamos a mantener.

Proyectos de Reforesta

Los proyectos de conservación de la naturaleza de Reforesta priorizan la restauración de la cubierta vegetal y del suelo; con ello terminamos favoreciendo también a la fauna y al conjunto del ecosistema. Así mismo, prestamos especial atención a la creación y mejora de pequeños humedales, para favorecer a los anfibios y a la fauna y flora ligados al medio acuático.

Zonas de trabajo

Si quieres conocer en detalle los trabajos realizados por Reforesta para recuperar la naturaleza, descarga este documento.

Proyectos activos

Conoce los proyectos en los que Reforesta continúa trabajando.

Vídeos:

Image1

Creación de bosquetes y de seto vivo en una vía pecuaria de Tres Cantos

Image1

Proyectos de Reforesta en Manzanares el Real

Image1

Recuperación monte Los Almorchones