Protege lo que más pisas

importancia-suelo

¿Sabías que un centímetro de suelo, dependiendo del clima, puede tardar en formarse entre 100 y 1.000 años? Sin embargo, en solo unos segundos se puede destruir con maquinaria pesada, tiempo que se convierte en unos cuantos meses con el paso continuado de personas o ganado, que lo degrada gravemente. Muchas veces es una cuestión de número: el paso de una bicicleta no es problema… pero decenas de ellas, sí.    

 

El suelo nos sostiene, soporta nuestras ciudades e infraestructuras, produce nuestros alimentos, almacena grandes reservas de agua y alberga bosques y demás ecosistemas terrestres. Aquello que pisas tiene mucha más importancia de lo que creemos.

importancia-suelo

¿Qué puedo hacer para proteger el suelo?

  • Si haces senderismo utiliza los caminos acondicionados para tal fin y no abras nuevos senderos.
  • Respeta la señalización. Muchos impactos se producen por no conocer bien las limitaciones o no percatarse de los caminos permitidos.
  • Si usas la bicicleta circula a velocidad moderada evitando derrapes y siempre por caminos que lo permitan.
  • No hagas fogatas, además no está permitido hacer fuego salvo en lugares habilitados para ello.
  • Evita los eventos deportivos multitudinarios al aire libre (carreras de bici o de montaña).
  • Práctica actividades de senderismo o bici en grupos reducidos.
  • Estaciona tu vehículo en los lugares habilitados para ello.
  • Evita circular con vehículos a motor en caminos o pistas, y menos si no está permitido. El tráfico rodado produce una gran erosión en los suelos.
  • Evita que tu perro escarbe o cave agujeros en el suelo.
  • Si vas a recolectar hongos no rastrilles el suelo, no elimines hongos por el hecho de ser tóxicos, córtalos con navaja y utiliza cestas.
  • Lleva siempre una bolsa donde guardar tus residuos. No abandones cáscaras de plátano, naranja… Son biodegradables, pero no siempre hay bacterias específicas para descomponer todo tipo de materia orgánica y tardan mucho en degradarse.
  • Deja todo como lo encontraste. No debes realizar actividades que modifiquen el estado actual del suelo como levantar piedras y amontonarlas o recolectar ramas para hacer cabañas, etc.