Protegemos los tejos del Alto Manzanares

Reforesta comenzará en breve la instalación de cercados de protección en torno a tejos muy afectados por la sobrepoblación de cabra montés en el Alto Manzanares, especialmente en La Pedriza, dentro del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, donde este animal prácticamente carece de depredadores. Su sobrepoblación afecta también a otras especies de árboles.

Ya en 2009 nuestro compañero Rubén Bernal realizó el más exhaustivo censo de tejos llevado a cabo en la zona hasta la fecha, encontrando 715 árboles adultos y 601 con altura inferior a 1,5 m. 

El tejo, árbol clave en la mitología celta, se asocia popularmente con los bosques atlánticos. En Madrid está protegido, y se refugia en enclaves frescos y húmedos.  La población de tejos del Alto Manzanares coexiste en algunos emplazamientos con jaras, alcornoques y encinas, lo cual es indicativo de su carácter mediterráneo, hecho que la hace aún más valiosa. A finales del siglo pasado se estaba recuperando porque dejó de haber rebaños de cabras domésticas. Pero esa dinámica positiva cambió de signo con la reintroducción de la cabra montés a principios de los noventa ya que, para este animal, el tejo no es tóxico, y lo ramonea y escoda. La explosión demográfica de la cabra montés, que apenas tiene depredadores naturales en La Pedriza, ha supuesto un enorme desequilibrio ecológico que perjudica no solo al tejo, sino también a otras especies escasas, como el acebo, los serbales o el guillomo, lo cual afecta igualmente a la fauna que se alimenta de los frutos de estas especies.

Este mes de enero de 2019 hemos realizado una visita para comprobar el estado de una de las poblaciones que censamos en 2009, y nos hemos llevado la desagradable sorpresa de que solo tres de los quince árboles que buscábamos siguen vivos, y únicamente persiste el 13 por ciento del regenerado (árboles jóvenes) que encontramos aquel año. Esta mortalidad es atribuible, principalmente, a la sobrepoblación de cabra montés, y da una idea de la urgencia de impedir que estos animales sigan dañando al arbolado de La Pedriza. Este proyecto de Reforesta cuenta con la financiación de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid.