Tres nuevas donaciones de jóvenes amigos de los bosques

Reforesta ha recibido recientemente las donaciones de tres colectivos de niños, adolescentes y jóvenes, que nos han escogido como beneficiarios de sus proyectos solidarios. Como asociación sin ánimo de lucro dependemos de estas aportaciones desinteresadas que nos permiten seguir impulsando nuestro trabajo a favor de la recuperación y la protección de los bosques. 

La primera de estas donaciones la hemos recibido del taller de teatro del AMPA del Instituto de Educación Secundaria Fuente San Luis, de Valencia.  Estos chavales, de entre 16 y 19 años, realizaron dos representaciones teatrales que tuvieron como público a las personas que previamente habían realizado donativos a Reforesta. Era la primera vez que el taller se embarcaba en una actividad solidaria, y de este modo encontraron una motivación extra para organizar sus funciones. En Reforesta estamos orgullosos de haber sido su inspiración. 

La segunda aportación la hemos recibido del Colegio Internacional San Francisco de Paula, de Sevilla. La donación tuvo lugar en el transcurso de la exposición de proyectos de Escuela Primaria, celebrada el pasado mes de abril, donde los alumnos de quinto curso presentaron trabajos para concienciar sobre la importancia del ahorro energético en el hogar. Estos chavales recaudaron fondos para un proyecto de conservación de la naturaleza, y escogieron el programa “Regala un Árbol” de Reforesta. Así, los alumnos consiguieron el apadrinamiento por parte de padres, familiares, vecinos y amigos de un total de 107 árboles. 

Por último, hemos tenido la suerte de recibir el apoyo del Grupo Scout Apícula, con sede en la parroquia de San Antonio de Padua de Guadalajara. Este grupo de niños y jóvenes, de entre 6 y 20 años, organiza cada año un festival de Navidad dedicado a un tema distinto, ocasión que les sirve para recaudar dinero destinado a una causa benéfica relacionada. El año pasado el festival estuvo dedicado a la defensa del medioambiente y por eso escogieron a Reforesta como organización destinataria de los fondos recaudados.  ¡Gracias a todos!

Gracias a la colaboración de estos chavales y de sus comunidades seguiremos emprendiendo proyectos para la educación ambiental, la lucha contra la deforestación y la mitigación de los efectos del cambio climático.