Lo que puedes hacer tú por los bosques

Día Internacional de los Bosques

Cada 21 de marzo se celebra el Día Internacional de los Bosques. Este año el tema es “Restauración forestal: un camino a la recuperación y el bienestar”. Y en ello estamos en Reforesta, en recuperar y restaurar aquellas zonas más amenazadas por la desertificación.

Cada bosque que se pierde emite grandes cantidades de gases que provocan el calentamiento global. Por eso, es necesario trabajar para restaurar los bosques: por la biodiversidad y por el clima.

Imagen: Luca Bravo @lucabravo / Unsplash

Sumideros de carbono

Los bosques absorben el equivalente a unos 2.000 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Es decir, actúan como sumideros de carbono. Pero cuando un árbol es cortado o se quema en un incendio, el CO2 que retenía se libera de nuevo a la atmósfera. Tanto es así que la deforestación es la segunda causa principal del cambio climático después de la quema de combustibles fósiles. Representa casi el 20% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, más que todo el transporte a nivel mundial.

¿Quién no recuerda los incendios que tuvieron lugar en Australia entre septiembre de 2019 y enero de 2020?  Aquel desastre ecológico supuso la emisión de 370 millones de toneladas de dióxido de carbono, según el Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de la Unión Europea ECMWF (CAMS). El balance de los fuegos del verano de 2019 en la Amazonía fue todavía peor: lanzaron a la atmósfera 392 millones de toneladas de CO2.

A su vez, el calentamiento global está haciendo que eventos extremos como sequías, olas de calor e incendios forestales sean más intensos y más probables.

Los bosques tienen un papel fundamental para combatir el cambio climático, además de importantes beneficios ecológicos, económicos y sociales

Imagen: Meiying Ng @meiying / Unsplash

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros por los bosques? Aquí algunas ideas.

1.- Hacerte socio de alguna ONG que trabaje por los bosques y el medio ambiente. Cierto es que este año las restricciones por Covid-19 no nos permiten hacer tantas jornadas de voluntariado ni tan numerosas como antes, pero pronto volverá la normalidad y habrá más convocatorias (creednos, tenemos más ganas que vosotros).

2.- Plantar un árbol por tu cuenta, sabiendo que la temporada de frío todavía va a durar un poco. Aquí te explicamos cómo hacerlo y aquí te contamos cuáles son las especies más adecuadas para tu zona.

3.- Anima a tu empresa a hacer jornadas de voluntariado corporativo con alguna ONG que trabaje por los bosques. Puede ser un día inolvidable con tu equipo.

3.- Siembra bellotas. No te desanimes si un altísimo porcentaje no sale adelante. Aquí te explicamos las diferencias entre plantar y sembrar.

4.- Aprovecha cualquier ocasión especial para regalar un árbol.

5.- Haz una donación que se traduzca en más árboles plantados (y regados). Según la normativa fiscal vigente, las aportaciones a Reforesta son deducibles en la declaración del IRPF y del Impuesto de Sociedades

6.- Cuando empiece a apretar el calor, asegúrate de que los árboles de tu zona no sufren las consecuencias de la sequía. Riégalos, sobre todo los más jóvenes, que son los que tienen las raíces más cortas y no pueden acceder con facilidad a la humedad de la tierra.

7.- Pon un comedero para pájaros en tu ventana o balcón, ellos también trabajan por la biodiversidad.

8.- Da ejemplo: es la forma más poderosa de cambiar el mundo.

Sin comentarios

Publicar un comentario